Dakota, el protagonista de la novela romántica Princesa y su club de fans.

by Patricia Sutherland
(España)

Sobre fans apasionadas, personajes únicos y tatuajes inolvidables.

Hace casi dos años, al leer uno de los primeros extractos que publiqué de Princesa aquí, Olivia Ardey me dijo que “ese tatuaje daría mucho de que hablar”. Se refería a uno, muy especial, que luce Dakota, el protagonista de la novela, en cierta parte de su anatomía. Por supuesto, no lo tomé en serio.

Durante el preestreno de Princesa, me sorprendieron las reacciones de algunas lectoras. Reía y me emocionaba con los comentarios que dejaban en el libro de visitas, y me divertía ver cuántas pasiones despertaba mi motero macarra. Lo atribuí a lo novedoso de la trama y la forma en que está escrita, que engancha al lector. O sea, que tampoco entonces tomé en serio los méritos del protagonista.

Muy pronto después de la publicación, empezaron las reseñas. Todas dedicaban párrafo aparte a Dakota, pero incluso entonces, seguí sin tomármelo en serio.

Fue durante mi participación en el I Diván Romántico de La Coruña en Julio de 2011, cuando una de las asistentes – librera y apasionada del género, a más inri- después de responder a una pregunta que yo había lanzado a la sala, recomendó a los presentes mi novela y destacó a Dakota pronosticando que sería un personaje que enamoraría a las lectoras. Lo equiparó a otro protagonista, de esos inolvidables que tiene el género romántico, y me disculpo por no recordar cuál mencionó, pero era mi primera intervención en una mesa redonda y al oírla, simplemente, me quedé pasmada. Mis compañeras de mesa, Pilar Cabero y Teresa Cameselle, pueden atestiguar que me puse absolutamente roja. ¡Sí, me sonrojé! Fue una experiencia muy fuerte. Entonces, tuve la sensación, por primera vez, de que quizás si conseguía que mi novela llegara a suficientes lectoras, el nombre de Dakota empezaría a sonar alto y claro.

A partir de aquel momento, continúa aquí.


Click here to post comments

Return to Sutherland, selección de entradas del blog..