Simplemente perfecto

Reseña # 2

Carmen Cano para el blog Libros Escondidos.


Desde que leí “Sintonias” me converti en una de sus mayores fans. Para quien no conozca la serie de Patricia Sutherland, esta formada por “Volveré a tí” precuela de la serie, y sus tres novelas centrales son “Bombón”, “Primer amor” y “Amigos del alma”. Para poder hablar de “Simplemente perfecto” la última de la serie y la que pone punto y final hay que presentar a los personajes que la componen.

En primer lugar tenemos Mandy  y Jordan fueron los protagonistas de la primera novela de la serie. Mandy es la chica de la familia Brady, es cantante de country y su vida esta rodeada por luces de neon, música country y muchos fans. A su lado esta Jordan su fiel manager, amigo y el amor de su vida. En segundo lugar, tenemos a Mark, un hombre de familia, con las cosas claras, al que conocemos como “don certezas” y su esposa Shanon una mujer increíble, amable, madre y que fue trabajadora social. También tenemos a Patty, nuestra “luchadora de sumo”. Una joven valiente, fuerte, solitaria hasta que llega al rancho Brady. Inteligente, tenaz y muy guapa. En tercer lugar, tenemos a Jason y a Gillian, reciente matrimonio que lleva poco tiempo casado pero toda una vida de convivencia a los que les costo darse cuenta que eran almas gemelas, algo que el resto de los Brady ya sabía. Y por último en cuarto lugar tenemos a los cabezas de familia John y Eileen, un matrimonio bien avenido, catolicos, tradicionales, con un profundo amor por sus hijos.

Todos estos personajes que hemos ido conociendo a lo largo de las novelas anteriormente mencionadas, los tenemos en esta última novela haciendo frente a una noticia nada usual. Gillian y Jason desean formar una familia propia siguiendo el ejemplo de la familia donde han crecido. Para ello reunen a la familia y les cuentan la decisión que han tomado. No buscan su aprobacion sino su apoyo. Ellos ya han tomado la decisión pero quieren tener a su familia a su lado. Esta decisión plantea una gran conmoción en la familia y aunque no lo pretendían crea tambien bandos diferentes. La noticia no cae igual de bien entre todos los miembros de la familia Brady.

Mandy, Jordan y Shannon apoyan en la pareja, estan a su lado para lo que quieran. No es de extrañar que ellos apoyen a la pareja, puesto que los tres son los miembros con la menta más abierta. Los Brady son catolicos, aunque no todos sus hijos son practicantes pero quizás Mandy, Jordan y Shanon tienen un concepto de la familia menos tradicional, y creo que una mayor capacidad de adaptacion. John y Mark no se lo toman precisamente bien. Mark hace gala de porque se le llama “don certezas”; su actitud es más bien paternalista algo comprensible si se conoce al personaje. John es catolico, padre de familia conservador y tradicional. A ambos les cuesta aceptar la decisión pero a lo largo de la novela muestran una evolución diferente pero comprensible. Eileen actua como mejor sabe hacerlo ante la situación. Puede que ella no tomara las decisones de su hijo pero como madre siempre estará para sus hijos. Patty mucho más práctica, se centra en aquello que haga feliz a sus tios y los apoya de manera incondicional. No voy a contar cual es la noticia ni la decisión que Jason y Gillian han tomado porque no me gustan los spoilers. Por ello, el no querer contarlo, hace más difícil esta reseña.

Patricia Sutherland, presenta un tema controvertido en su última novela de esta serie. Plantea un tema controvertido para una familia tradicional como los Brady, es controvertida por las creencias religiosas que tienen parte de la familia pero también por la concepcion que tienen de la familia y de como formarla. Ha decidio terminar la serie con una novela emotiva donde las haya. Esta llena de conflictos, discusiones, diferentes opiniones, desencuentros que parecen irreconciliables. Lo que más destacaría de la novela es su  emotividad. En conjunto es una amalgama de emociones y sentimientos que los personajes afrontan a su manera para llegar a un final aceptado por todos y coherente. El camino no es fácil. Lo que enriquece muchísimo a la novela son las distintas perspectivas, puntos de vista que cada personaje expone en la novela y que Patricia lleva muy bien. En algunos momentos la actitud más tradicional, conservadora y algo paternalista de Mark es dificil de comprender porque te puedes sentir identificada más con Jason y Gillian que con él. Tambien destacaría uno de los mensajes que creo que transmite muy bien esta novela y es que con respecto y amor todo tiene solución.

Me ha gustado mucho esta novela por el tema que trata, que es controvertido, pero también por la evolución que he podido ver de personajes a los que tengo mucho cariño. Mandy ha evolucionado de la chica loca, rodeada de fama, ligera de cascos a ser una mujer madura, con las ideas claras, locamente enamorada de Jordan. A un Jordan feliz, enamoradísimo de su estrella country, convertido en el duende de los deseos de la mujer de su vida. Shanon es una madre amorosa, enamoradísima de “don certezas”, demuestra que sabe por donde llevarle y que lo mejor de una pelea con él es la reconciliacion. Vemos tambíen a un Jason mucho más serio que de costumbre, dispuesto a no perder el tiempo, a recuperar el tiempo perdido con su alma gemela años atrás. Gillian es la mujer vitalista, alegre, simpática de siempre con el anhelo de ser madre. Y la que más me ha sorprendido es Patty, una joven solitaria, sagaz, irónica, con bastntes malas pulgas que esta enamorada de un jinete de rodeos bastante atrativo. Troy es un hombre pasado de vueltas, ex jinete de rodeos, cariñoso, delicado, paciente y tierno. Por esta última pareja me da muchísima rabia, que la serie “Sintonías” no tenga más novelas. Creo que Troy y Patty se merecían una novela propia.

Tras leerme todas las novelas de la serie “Sintonías”, no sabría decir cual es es la mejor de todas o cual es la que me gusta más. Todas tienen puntos muy buenos, todas son preciosas, enternecedoras, adictivas y perfectas. Son de lo mejor que he leído en contemporánea. Sin duda recomiendo esta serie. No podéis dejar de leerla. Os aseguro que no os arrepentiréis.

Carmen Cano








Simplemente Perfecto, no hay mejor manera de describir la historia que has creado para nuestro disfrute. Me ha encantado la manera de tratar un tema tan especial, cómo nos pones todos los puntos de vista. Alucinante cómo a Don certezas se le rompen todos los esquemas, cómo ve su vida cambiar sin poder remediarlo. Ese amor tan profundo de Jordan y Gillian... Una historia en la que te vuelves a enamorar, ríes, te emocionas y sobre todo la lágrima no abandona. Y ese "Terroncito"? Yihaaaaaaa!!!! Como pone las cartas sobre la mesa,ese momento pared... Otro personaje sublime por el que suspirar. 'Simplemente Perfecto' es simplemente Sublime.

(Soraya)


"Sorprendente....pero cómo que es el último? Yo quiero leer como Mandy y el Vikingo se adaptan al cambio de vida [...] Por fissssss, esta serie da para muuuuucho y eso es porque eres una gran escritora que sabes hacer que cada historia esté conectada pero continúe siendo única y no se parezcan entre sí. Gracias por este regalazo de historia y reitero porfisssssss quiero másssssss". 

(Celeste)


"Empezar Simplemente Perfecto me daba un poco de "miedo". Después de leer la sinopsis y saber que era el fin no sabía que me encontraría. Patricia vuelve a sorprender, nos vuelve a llevar al Rancho Brady y consigue que nos enamoremos más si cabe de los protagonistas. Si has leído la serie no te puedes perder esta magnífica historia. Simplemente Perfecta!!".

(Laura)