Princesa. Reseña de Sandy del Blog Leer Sin Límites

by Jera Romance
(España)

Tenía muchísimas ganas de leer este libro y en cuanto vi mi oportunidad no lo dudé y corrí a comprarlo.

Tess es una mujer londinense de 35 años que actualmente reside en Boston. Es una mujer inteligente, que tiene un buen trabajo en la editorial y una vida, en principio perfecta. En Londres está toda su familia: su padre, el clásico caballero inglés, su madre, una mujer con sangre italiana con un temperamento muy mediterráneo, su hermana pequeña Abby de 24 años, obsesionada desde preescolar con su vecino de enfrente, y el resto de la familia, casi todos italianos y muy, muy entrometidos. Nada ha cambiado excepto su vecino de enfrente, Scott alias Dakota.

Dakota es un motero de melena larga y rubia que vive su vida sin sentirse presionado por responsabilidades y preocupándose únicamente por Princesa, su moto. Para él las mujeres siempre han sido cosa de una noche pero eso cambia cuando conoce a Tess, con sus largas piernas y su forma tan «repipi» de hablar.


"Abby suspiró.
—Me vuelve loca esa cazadora... —comentó en un tono que denotaba que aunque se refería a la llamativa prenda de cuero poblada de pinchos plateados que brillaron cuando él pasó bajo el farollilo, no era ella la razón de tanta excitación.

Tess se disponía a decirle justamente eso, pero en aquel momento, el joven se quitó el casco y se pasó una mano por la parte posterior del cuello, y toda la atención de Tess quedó atrapada en aquella visión tan inesperada como inverosímil.

¿Aquello era pelo?

Sí, lo era.

Por lo visto, pensó, el antiguo compañero de pupitre de su hermana no había vuelto a cortarse el cabello desde la última vez que se habían visto.

In-cre-íble".



Estos dos protagonistas nos regalan una grandiosa historia cargada de sensualidad, humor, lágrimas y mucho amor. Nos enseñan que la diferencia de edad, sean uno u once años, a veces no importa, y que las apariencias físicas y los prejuicios a veces no tienen importancia.


"—Te gusto cantidad, ¿eh?

Ella alzó las cejas, sus ojos lo escrutaron como si todo él fuera un código cifrado.
Gustar era un concepto muy amplio, pensó Tess, y muy relativo; también le gustaban los mojitos y el tabaco, y hacía más de dos años que no probaba ni lo uno ni lo otro".



Patricia nos enseña cómo Tess va cambiando, cómo se va enamorando de Dakota pese a que sea el amor platónica de su —desquiciada y obsesiva— hermana pequeña. Pero no solo ella cambia, Dakota tiene que afrontar los golpes que le da la vida mientras no deja de pensar constantemente en una mujer que vive al otro lado del charco. Pero no todo es amor y felicidad en esta historia, ambos tendrán que tomar decisiones difíciles que podrían destrozar a más de una persona, y afrontar la realidad, madurar y pensar que sacrificarse siempre a uno mismo por el bien de gente que tal vez no piense tanto en ti como parece no siempre es la decisión adecuada.


"Daba igual la diferencia de edad, o si a Morticia "se le partía el corazón". O lo que pensaran los demás, familia incluída. Lo que los unía era algo poderoso, y también daban igual las etiquetas. Daba igual cómo se llamara. Eso que los unía se llevaría por delante todo, y a todos".


Una cosa con la que he acabado sorprendida es que normalmente, cuando me termino un libro y hay algún personaje secundario que me gusta tanto como el protagonista —léase Brian, alias Evel— rezo por que la autora escriba otro libro con él como prota, pero en este caso NO es así. Evel me encanta pero Abby no (por suerte en el libro no acaban viviendo una historia secundaria, como me temía al principio).

De cualquier manera, después de leer el libro he comprendido a la perfección por qué Dakota ha causado tanta sensación entre las lectoras, y es que un chico como él, motero y rebelde con un lado apasionado y romántico, es el héroe perfecto para una novela de este calibre, que te hace reír y disfrutar, llorar y apenarte con cada situación y decisión que toma.


Puntuación final: 5/5

Sandy. Leer sin Límites.


Click here to post comments

Return to Reseñas de Princesa.