Lo que Patricia Sutherland nos dijo sobre "Bombón"


P: Háblanos de "Bombón", la primera novela de la serie. ¿Cómo describirías esta historia en treinta palabras?

R: Es la historia de un amor adolescente que porque no llega a consumarse en ese momento, logra convertirse en gran amor cuando los protagonistas se hacen adultos.

P: ¿Por qué echaste mano del padre de la chica para frustrar el romance adolescente? ¿Se lleva eso hoy en día? ¿Es creíble? Aclaremos que así empieza la historia en el prólogo que nuestras lectoras pueden descargar cuando se suscriben a Románticas, nuestro boletín mensual gratuito.

R: [Risas] Bueno, no es "hoy en día". Pasó en 1993, cuando Amanda Brady y Jordan Wyatt eran jovencitos... Y en esta serie, el entorno, la familia tienen un peso específico muy importante. John Brady, el padre de Mandy, es un hombre que sigue de cerca la vida de sus hijos y ella es su "niña bonita", la única mujer de tres hermanos. Realmente, intervenir así es lo que esperas que haga un hombre como él. Y además, ¿qué otra cosa habría servido para mantener a Mandy y Jordan a raya durante tantos años? Para Jordan, John Brady es como un padre, alguien a quien respeta profundamente y él lo ha pillado casi infraganti... Mantiene con él una conversación de hombre a hombre que se prometen quedará entre ellos y Jordan se va. Para Mandy que se queda sola en la cabaña viendo pasar los minutos sin que Jordan regrese, que no sabe que su padre los ha descubierto y que le ha leído la cartilla a Jordan, la conclusión es clara: él cambió de idea, en un segundo logró pensar fríamente lo que estaba a punto de hacer y se dio cuenta que era una malísima idea. No olvidemos que Jordan es el mejor amigo de uno de los hermanos de Mandy. Ella es preciosa, la más popular del instituto y muy vanidosa, como buena Brady. Y él se ha largado. ¿Qué va a hacer? [Risas] ¿Qué harías tú en su lugar? ¿Mostrarte herida? ¿Enfrentarte a Jordan y que te lo explique? Lo toma de la única forma que sabe hacerlo: encogiéndose de hombros y haciendo de cuenta que nunca pasó. Y por supuesto, olvidándose de Jordan en el plano emocional. Su forma de enfrentarlo es que entre ellos todo siga siendo igual que antes, cuando solamente eran amigos y nada más. Es su forma de decirle "paso de ti". Y lo que completa el círculo, porque con Mandy helada, ya no hay posibilidad de que pase algo entre ellos.

P: Pero el hielo se derrite...

R: [risas] Claro, si no nos quedamos sin historia...

P: ¿Qué destacarías del personaje de Mandy?

R: Su fortaleza. Es alguien que le planta cara a las cosas, que no se achica. Es una mujer que proveniendo de una familia tradicional, vive su sexualidad igual que lo hacen sus hermanos hombres y no se esconde. Es rebelde y aunque la gente que la rodea la tiene por caprichosa, en realidad no es más caprichosa que cualquier mujer. Lo que pasa es que dice lo que quiere y cómo lo quiere igual que haría un hombre. Y eso, en una mujer... no está bien visto, ya me entiendes...


[Extracto de la entrevista que efectuamos en Noviembre de 2006 a la autora de la serie]



Bombón, una novela muy sensual de Patricia Sutherland. Más información aquí