Lo que Patricia Sutherland nos dijo sobre "Amigos del alma"



P: Háblanos sobre "Amigos del alma", la tercera novela de la serie... ¿Cómo se te ocurrió la idea de crear un titán como protagonista masculino? ¿Cómo nació Jason Brady?

R: Fue un proceso divertido. Quería alguien que impusiera con su fortaleza física fuera de lo normal, alguien muy inteligente y tenaz que una mujer como Gillian mirara con admiración. Creé en mi mente la imagen de un auténtico pura raza y cuando lo miré objetivamente caí en la cuenta de que un hombre así, por necesidad, tenía que ser 1) un vanidoso y 2) un desastre con sus chicas... Pero el resultado me gustó tanto que no quise cambiar nada, así que me quedé con sus "desventajas" e intenté convertirlas en algo que le pusiera pimienta a la historia. Me lo pasé genial imaginando sus reacciones.

P: Pero a Gillian no le has dado belleza física como has hecho con Mandy o hasta cierto punto con Shannon...

R: Mis series suelen tener un ángel. A veces es hombre, otras mujer. Gillian es sin ninguna duda el de Sintonías: tiene "algo" que yo llamo grandeza de espíritu, que la hace poderosa en el buen sentido de la palabra, porque tira de lo mejor que hay en cada persona. Creo que todos conocemos a alguien así. Los ángeles son ángeles, tienen una belleza diferente que sale del interior y lo ilumina todo. Gillian es así. Aunque Jason hable de lo mucho que le gusta su pelo largo y sus maneras divertidas, la verdad es que lo que lo encadena a ella es que para él Gillian es gigante, alguien mejor en todos los sentidos que él mismo. Y efectivamente lo es, por su esperanza imbatible y su profunda capacidad de agradecimiento. Esa es la fórmula de todos los milagros: esperanza y agradecimiento. Y como nuestras lectoras verán, Gillian es un ángel experto en milagros...

P: Sí, y también apasionado...

R: [Risas] Sí. Jason también lo es. Podía elegir entre darle una chica ardiente como él, o alguien más normal. La pasión daba más juego y me permitía marcar una diferencia clara entre los amigos y la pareja. Creo que le dan muchísima vida a la historia con sus encuentros apasionados... Y a Gillian la vuelven más cercana al lector, más terrenal... Además, honestamente, no creo que a ninguna mujer le resultara muy difícil apasionarse con un hombre como Jason.

P: Las tres protagonistas femeninas son dentro de sus diferencias evidentes personajes de un gran temperamento que reivindican, al final, roles muy femeninos en sus vidas. Ninguna se ajusta mucho al papel de mujer orquesta que las mujeres tenemos hoy en día...

R: Es cierto. Tengo la peregrina idea de que el mayor éxito de este mundo masculinizado en que vivimos ha sido precisamente hacernos creer a las mujeres que mientras no seamos como ellos no habrá igualdad. Así que ahora, además de encargarnos de casa, marido e hijos, también tenemos carreras brillantes y trabajos de mil horas semanales. Corremos una carrera contra el reloj desde que nos levantamos hasta que nos acostamos, inventando energía y reemplazando carencias con bastante creatividad mientras una parte de nosotras no consigue quitarse de encima la persistente sensación de que no estamos en control de la situación, de que se nos está escapando algo. Creo que tenemos que decidir quiénes somos y cómo deseamos vivir nuestra vida sin influencias externas ni discursos sociales sesgados. Esto es algo que nadie puede hacer por nosotras. Y como en algún momento y de alguna forma hay que empezar ¿por qué no en la ficción?


[Extracto de la entrevista que efectuamos a la autora de la serie en Noviembre de 2006]




Amigos del alma, la tercera de la serie Sintonías de Patricia Sutherland. Más información aquí.