Estás aquí: Blog Novedades Románticas > Patricia's Corner




Serie Moteros #5. El tema. 


Serie Moteros # 5. Sus protagonistas.

Antes de comenzar a mostrarte personajes y escenarios de SM#5 (¡y su portada, por supuesto!), he pensado que estaría bien contarte qué encontrarás en la historia. 

Hasta el momento, sabes que:

1. No está protagonizada por moteros.

2. Está ambientada fuera del bar The MidWay.

3. No lleva por título el nombre de una moto.

4. (Igual que hice en SM#2) pongo en el escenario a un personaje femenino controvertido del que las lectoras conocéis hasta ahora solo su lado menos amable, y a un protagonista masculino único en su especie y muy diferente de los anteriores. 


Pero, ¿qué hay del tema?


A lo largo de la Serie Moteros, he abordado el nacimiento de una relación amorosa de distintas formas; desde personajes con una gran diferencia de edad (Princesa), desde personajes cuya experiencia previa es la del amor no correspondido (Harley R.), desde el sexo casual que evoluciona hasta transformarse en un gran amor (Lola). En Serie Moteros 5 lo hago desde los antecedentes sentimentales más duros; el “amor" que deja secuelas físicas y es potencialmente capaz de matar. 

Me pregunté: ¿cómo se enfrenta una mujer con esa experiencia durísima a sus espaldas a la perspectiva de volver a abrir su corazón, de volver a confiar en otro hombre? La respuesta a esa pregunta (y a algunas otras de las que NO te hablaré) es la última novela principal de la Serie Moteros.



Serie Moteros

Sabrás más de nuestros fogosos protagonistas en breve, pero hoy voy a dejarte con una clave del personaje Harley R. Es el fragmento de una conversación entre Evel y Abby que aparece en Los moteros del MidWay, 1. Atenta:


“… Cerca de allí, Abby seguía con atención la interacción entre ellos [Harley y Niilo]. Continuaba teniendo sentimientos encontrados respecto de Harley. Era buena persona, a pesar de sus errores, y además, Brian la quería,  pero… Enterarse de que estaba en Londres, no había sido una alegría. Harley representaba algo que, muy a su pesar, Abby aún no había logrado encajar del todo en su vida. 

En aquel momento, unos brazos fuertes le rodearon la cintura desde atrás.

—No me gusta que esté sola cuando viene a la ciudad —dijo Evel, hablándole al oído—, menos en estas fechas, y no podemos invitarla a la cena de Nochevieja en casa de mis padres. Saldríamos en las noticias.

Harley lo había llamado desde el aeropuerto y Evel le había pedido que se uniera a la fiesta en el bar cuando acabara de trabajar. 

Abby se apretó más contra él.

—Lo sé, Brian, no te preocupes por mí —repuso, mimosa—. Y tampoco creo que haga falta que te preocupes por Harley, siempre está muy bien custodiada.

Evel estrujó a su mujer en un ataque de ternura.

—Ay, linda, te comería a besos… —El motero se situó  a centímetros del rostro de Abby, sus intensos ojos verdes lloviendo ternura a raudales sobre ella—. Hay algo que tienes que saber sobre Harley. Coquetea por vanidad y porque le divierte, es su forma de ser.

—¿Quieres decir que no se enrollaría con tu ingeniero si tiene la ocasión? Permíteme que lo dude.

—Quiero decir que con ella una cosa no implica la otra. Lo que ves no es más que un juego; estoy bastante seguro de que él no le interesa en ese plan —los dos miraron el sector de la barra donde Niilo se despedía de Harley. El hombre que la acompañaba al llegar acababa de acercarse a la pareja. Evel añadió—: Y el guaperas, tampoco.

Abby no pudo evitar recordar su propia soledad antes de empezar a salir con el hombre que poco después se convertiría en su marido. Vivir rodeada de moscardones que no la dejaban en paz ni a sol ni a sombra y, al mismo tiempo, sentirse tan desesperadamente sola… En muchos sentidos, Harley le daba pena.

—¿Le interesa alguien? Quiero decir… —se arrepintió un segundo después de haberlo dicho. Hablar de la vida sentimental de Harley implicaba, de alguna manera, traer al presente al hermano de Brian. Abby se estiró a besar los labios de su marido—. Perdona…

—No pasa nada, linda… —dijo él, estrechando el abrazo—. Tíos con los que desfogarse nunca le han faltado, pero creo que no ha vuelto a tener una relación sentimental.

—¿Lo crees o lo sabes?

—Lo sé —repuso el motero, categórico—. Me lo habría dicho….”


En efecto, el panorama se presenta muy, muy complicado para nuestro protagonista masculino y ¿sabes qué? ¡Estoy deseando hablarte más de él! ❤️


¡Sigue en antena, que pronto vuelvo con más noticias! 




¿Quieres dejarme un comentario o, simplemente, decirme "hola"?

¡Sírvete tú misma! Me encanta que "me cuentes cosas" 😜 ¡Y siempre respondo! ¡Muchas gracias!

IMPORTANTE: No olvides indicar tu nombre y tu localidad en el apartado correspondiente. De lo contrario, no sabré a quién pertenece el comentario ¡y quiero saberlo! ;)

¿Quieres ver otros comentarios?

Pincha los enlaces que hay a continuación para leer otros comentarios.

¡De los nervios por leerla! 
Cada vez estoy más ansiosa esperando esta nueva historia. Cada uno de los protagonistas anteriores me tocaron el corazón, pero esta nueva pareja me da …

Click here to write your own.





TAMBIÉN PODRÍA INTERESARTE...